Bárbara Díaz Sacco
Email WhatsApp Compartido por 177 personas

Belleza

29.03.2018

Rodillos de Jade: ¿Mito o realidad?

Dicen que rejuvenece la piel, mejora la circulación y elimina toxinas, y todo de forma natural. Descubre cuáles son los secretos de este gadget de belleza oriental que obsesionó al mundo entero.

Rodillos de Jade: ¿Mito o realidad?

Seguramente los viste más de una vez a través de tu cuenta de Instagram y te preguntaste para qué servían. Lo cierto es que, pese a su reciente popularización en el mundo occidental, el rodillo de jade ha sido utilizado en los rituales de belleza de la cultura China desde el siglo VII.

Estos masajeadores faciales -también conocidos como ‘jade rolling’ o ‘jade roller’- tienen (en su mayoría) dos extremos, uno de mayor tamaño para cuello, mejillas y frente; y otro más pequeño para el contorno de ojos y labios. Prometen, entre otras cosas, combatir el envejecimiento de la piel, estimular el flujo sanguíneo, disminuir la retención de líquidos del rostro, activar la liberación de toxinas y eliminar ojeras y bolsas.

¿La buena noticia? Todo es absolutamente cierto. Es más, según expertos en dermatología, este increíble utensilio milenario es un excelente aliado para la belleza facial si se utiliza correctamente.

En primer lugar, es fundamental empezar con el rostro limpio y seco, así evitamos que nuestro cutis absorba restos de makeup o contaminación. Aunque puede usarse sin ningún producto en particular, es recomendable que -antes de utilizar el rodillo- apliques un sérum o crema hidratante. Así ayudarás a que tu piel absorba las propiedades del producto de forma mucho más eficaz. Pero no solo el potencial de tus tratamientos faciales se verá favorecido. El contacto de la piedra jade con la tez también es muy beneficioso. Su baja temperatura contrae y desinflama los vasos sanguíneos, ayuda a mejor la elasticidad y promueve la regeneración celular. ¿El resultado? Una piel más radiante y saludable.

Diana Bordón, autora de Facial Yoga Plan, recomienda usar el jade rolling de abajo hacia arriba, masajeando primero el cuello, el mentón y la boca, para luego pasar por los pómulos, los ojos, la nariz y la frente. Asimismo, Bordón explica que lo ideal es que se amase de adentro hacia afuera, con una repetición de entre 5 y 6 veces. Una sesión matutina y otra antes de dormir serán suficientes para comenzar a notar resultados.

Un último consejo: si quieres reducir aún más la hinchazón de bolsas y ojeras, guarda el rodillo de jade en el congelador durante 15 o 20 minutos y luego utilízalo con una crema específica para el contorno de ojos. ¡Los efectos serán aún mejores!

}

Comenta este post

cerrar