Taconeras
Email WhatsApp Compartido por 12 personas

celebrities

11.10.2018

Kel Calderón, las leyes de una influencer

Revisa un adelanto de la entrevista de CARAS.

Kel Calderón, las leyes de una influencer
Fotos: Javiera Eyzaguirre
Asistente de foto: Roberto Olivares
Retoque: Manuela Ugarte
Maquillaje y pelo: Iván Barría para Kérastase y Armani Beauty
Producción: Claudia Illánez
Asistente: Luini Zona
Locación: Sheraton Santiago Hotel & Convention Center.

Ya no pelea, evita las polémicas aunque a veces estas la persiguen. Como una clara representante de la generación millennial, corrió el riesgo, dejó en pausa su futuro como abogada —después de hacer la práctica en la Fiscalía Metropolitana Sur—, rechazó una oferta de entrar en política, viaja sin parar y hoy cuenta con una serie de contratos con importantes marcas como MAC Cosmetics, con la que acaba de lanzar su propio labial junto a otras influencers internacionales. Pero no todo es felicidad en el mundo de las redes y aquí habla por primera vez de su ruptura con Pangal.

Kel Calderón no para. La entrevista y esta sesión de fotos fueron justo entremedio de dos viajes: Kenia —para la agencia Masai Travel junto a su amigo Claudio Iturra—; y Europa, donde fue enviada por MAC y las plataformas digitales de revista CARAS para cubrir las semanas de la moda de Milán y París. Una “pasajera en tránsito” que ha hecho de los aviones, los hoteles y los aeropuertos una suerte de segundo hogar.

Su pasaporte no resiste más timbres. Sólo en lo que va de los últimos meses estuvo en el Amazonas boliviano (también para Masai Travel); en el Lago Tahoe, Estados Unidos, invitada por Jeep; y partió el año en Toronto, Canadá, en el laboratorio de MAC Cosmetics, elegida —junto a otras nueve influencers de Estados Unidos, Inglaterra, España, Filipinas, Medio Oriente, México, Brasil y Rusia— para crear su propio labial.

La primera chilena seleccionada por la prestigiosa marca para su línea Co-Creations, de alcance global. Sobre su experiencia en Canadá, Kel cuenta: “Trabajamos como locas probando distintos tipos de labiales, desarmando texturas, combinando en un laboratorio millones de colores”. El resultado: un rouge de tono malva, que puede usarse de día y de noche, para mujeres de toda edad, “para mí o alguien como mi mamá”, dice por Raquel Argandoña. “Elegimos a Kel por su cantidad de seguidores y el compromiso que genera en su comunidad. Esto además de su proyección internacional como creadora de un labial. Hoy, para una marca internacional como MAC, los influenciadores son fundamentales”, reconoce Macarena Badilla, Public Relations & Artist Relations South Cone de MAC Cosmetics. La ejecutiva agrega un dato clave para dimensionar el poder de estas protagonistas de las redes sociales: “Antes la compañía utilizaba a rostros como Rihanna, Miley Cyrus o Nicky Minaj como imagen exclusiva de sus colecciones anuales. Pero desde hace un año la estrategia de contar con celebrities se acabó y ahora sólo trabajamos con influencers; su poder para impulsar las ventas es muy superior”.

 

Así de potente es la posición forjada por esta egresada de Derecho de la Universidad de Chile, fiel representante de la cultura de los millennials: mujeres y hombres en torno a los 30 años, nativos digitales que han hecho de las redes sociales sus fuentes de poder y dinero. Si algo tienen claro es que no están dispuestos a seguir las mismas pautas que sus padres; quieren arriesgarse y ven su futuro con total libertad. “Soy parte de una generación que ha encontrado en las redes sociales una plataforma de comunicación con un público que es enorme y muy diverso. Fuimos inventando sobre la marcha, porque nadie sabía para dónde iba la cosa. Hasta que entendimos que podíamos trabajar con ciertas marcas, tener patrocinadores, recomendar productos y cobrar por ello”, reconoce Kel. “Hoy todo el mundo sabe lo que es un influencer, cómo funciona una agencia y cómo se mueven las redes. Todo esto lo hemos inventado nosotros, los millennials”, agrega.

Kel, que estudió derecho en la Universidad de Chile (hizo su práctica en la Fiscalía Metropolitana Sur, en San Miguel), y que antes quiso ser actriz, cantante y trabajar en televisión, nunca imaginó que brillaría como influencer. Este año celebró el millón de followers en su Instagram y se convirtió en una de las mujeres que más seguidores tiene en Latinoamérica. De acuerdo a cifras de Google Analytics, cuenta con una comunidad entre los 18 y 34 años, la mayoría mujeres chilenas (75%), aunque también la siguen en Argentina. Una fortaleza que no pasan por alto una serie de marcas con las que mantiene contrato y donde aparte de MAC también están Jeep, Johnson, Pantene y Etham, la nueva línea de ropa interior de Falabella, con la que cerró un acuerdo para este año. También colabora con el Instituto de Inglés, H&M, Bigtime (donde grabó un polémico comercial), Karyn Coo, y hace un mes lanzó su propia colección de zapatos para la marca Javiera Poch.

 

Comenta este post

cerrar