Taconeras
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

10.09.2008

La discriminación y sus daños colaterales

Hoy aparece en la versión electrónica del diario El País de España, que un colegio de Madrid niega la matrícula a las hijas de un matrimonio de lesbianas. Está de más la explicación que dicho vínculo es legal en ese país y que, por lo tanto, no deberían existir ese tipo de problemas. Al leer […]

1198731982_f.jpg

Hoy aparece en la versión electrónica del diario El País de España, que un colegio de Madrid niega la matrícula a las hijas de un matrimonio de lesbianas. Está de más la explicación que dicho vínculo es legal en ese país y que, por lo tanto, no deberían existir ese tipo de problemas. Al leer la noticia y trayéndolo al ámbito local, se viene a la memoria el caso de la jueza Karen Atala, que perdió la tuición de sus hijos por su condición y por convivir con su pareja, la historiadora Ema de Ramón. También se supo por los medios que Pamela Díaz (la figura farandulera de TV) no pudo si quiera inscribir a su hija para dar examen en un colegio católico por no estar casada y a la cantante Denisse Malebrán, la rechazaron en un par de colegios por la misma razón, además de que sus hijas son de padres distintos. Seguramente muchos conocen casos más cercanos, de personas no públicas que han sufrido algún tipo de discriminación o lo que es peor, han arrastrado a sus hijos, porque las lesbianas, separadas o indecisas en materias amorosas son las madres, sin embargo, se marca a loa menores de por vida. En la foto aparece la actriz Jodie Foster con sus hijos (adoptados) y su pareja, paseando tranquilamente luego de confesar su lesbianismo. ¿Tendrá ella los mismos problemas para que sus hijos se eduquen en el colegio que, por la razón que sea, elija?

Comenta este post

cerrar