Taconeras
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

02.10.2008

Estará de Dios

Este es mi tercer intento de posteo. Las dos anteriores no resultaron porque cuando llevaba algo desarrollado el tema, se cortó la luz y a pesar de que la mayoría de las veces recupero el trabajo hecho, en esta oportunidad mis palabras se perdieron en el ciberespacio. Luego del segundo corte y durante mis reclamos […]

manos1.jpg

Este es mi tercer intento de posteo. Las dos anteriores no resultaron porque cuando llevaba algo desarrollado el tema, se cortó la luz y a pesar de que la mayoría de las veces recupero el trabajo hecho, en esta oportunidad mis palabras se perdieron en el ciberespacio. Luego del segundo corte y durante mis reclamos a viva voz, alguien me dijo a modo de broma, que me estaban llegando mensajes divinos y que mis post no debían ser publicados. Esto me hace pensar en varias cosas que me han pasado en los últimos días que tienen que ver con la creencia de que las cosas pasan por algo o la clásica frase “estará de Dios”. Me acuerdo que una vez llevaba como media hora esperando una micro, cuando por fin pasó, siguió de largo; a los minutos pasó otra que sí tomé y a las pocas cuadras de mi destino, la micro que no me había parado, había chocado contra un kiosko y estaba la tendalada. A mi hermana le pasó que no se subió a un ascensor porque alguien la confundió con otra persona (algo muy poco probable porque fue en otro país), al minuto siente un ruido espantoso y todo se lleno de polvo. El ascensor que ella debía tomar se fue abajo desde el piso anterior al que ella iba. Y así, hay muchas historias de personas que debieron abordar un vuelo que se cayó, debieron ir a lugares que se quemaron o algo los detuvo antes de cruzar la calle por donde pasó un camión sin frenos. ¿Simple coincidencia o mano divina?

Comenta este post

cerrar