Taconeras
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

11.11.2008

Durmiendo con el enemigo

Me sorprendí mucho esta mañana cuando vi en las noticias que los resultados de los estudios sicológicos que le hicieron a María del Pilar Pérez, arrojaron que se trata de una persona normal. Pensé que por lo menos iba a salir sicópata o aunque fuera un poco demente, pero no, ella es sólo mala y […]

violencia_genero_g.jpg

Me sorprendí mucho esta mañana cuando vi en las noticias que los resultados de los estudios sicológicos que le hicieron a María del Pilar Pérez, arrojaron que se trata de una persona normal. Pensé que por lo menos iba a salir sicópata o aunque fuera un poco demente, pero no, ella es sólo mala y tiene cientos de historias que lo avalan, como la ex pareja que tuvo que radicarse en Canadá luego que el sicario encargado de matarlo, le confesó los planes de su amada; o la nuera que golpeó hasta que semi inconciente la lanzó por una escalera y obvio, el asesinato frustrado a su cuñado y la muerte por error al pololo de su sobrina en manos de otro sicario. Es escabroso y hace pensar ¿cómo alguien normal puede llegar a esos extremos?, ¿no hay conciencia del daño, del mal que se provoca? Esto me lleva a los cientos de casos de femicidio ocurridos en nuestro país en los últimos años y en general, los miles actos violentos sin resultados fatales, pero igualmente graves. ¿Qué desencadena un acto criminal o de alta agresividad?, ¿hay señales que no vemos o que ignoramos? A veces dejamos pasar cosas o nos hacemos las locas. Las noticias del último son una señal de que hay que estar más alerta y con los ojos más abiertos.

Comenta este post

cerrar